Apple continua endureciendo las reglas de la Apps Store para cuidar la privacidad de los usuarios. Si la WWDC 2018 fue un enorme escaparate para que Apple® presentase sus armas para cuidar a los visitantes de su siguiente metodo operativo de escritorio, con foco especial para los visitantes de Safari en macOS Mojave, ahora la compañia ha publicado un cambio en la Apps Store para impedir que las apps puedan inventar negocio con los documentos de terceros que adquieren a través de los propios usuarios.

Con este movimiento, lo que ha hecho Apple® es básicamente prohibir a los programadores inventar y vender bases de documentos de contactos de usuarios. ¿Y a que se refiere con contactos de usuarios? Básicamente a las apps como Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, etc que piden permisos para entrar a tus contactos, subirlos a sus servidores para mantenerlos actualizados, y que una vez en su poder es muy difícil de eliminarlos.

De esta forma, los programadores no pueden inventar bases de documentos que utilicen la información de la libreta de direcciones recopilada de los visitantes de iOS, ni pueden colaborar o vender dichas bases de documentos a terceros, acabando de un plumazo con los perfiles “fantasma” que Facebook® admitió efectuar inclusive de visitantes que no tienen cuenta:

“No utilice información de Contactos, Fotos u otras API que accedan a los documentos del cliente para inventar una base de documentos de contactos para su propio uso o para su venta/distribución a terceros, y no recopile información sobre qué otras apps están instaladas en el equipo con fines de analisis o publicidad/marketing” – Nuevas instrucciones de la Apps Store.

Ahora, pese a que los visitantes autoricen el camino a sus contactos, los programadores tendrán que poner coto a estas malas prácticas. Sea como sea, y pese a que en varias situaciones se intenta de un tema polémico por el lugar ene la que se coloca la linea entre seguridad/privacidad y tools de varias empresa, Apple® parece apostarlo todo por la privacidad del usuario. Y eso es beneficioso, sin duda, para todos.