Google sabe que China es un territorio muy significativo de donde puede obtener provecho, por ello en 2017 empezaron a trabajar en un buscador que respetara las estrictas restricciones impuestas por el gobierno de aquel país, incorporando todos los temas vinculados con la censura de información. El proyecto lleva por nombre Dragonfly y hasta el instante sigue siendo un prototipo que esta al alcance de muy pocos por medio de una app en Android.

Dragonfly ha desatado la polémica alrededor de los de Mountain View, pues tanto empleados de la compañia como políticos estadounidenses han presentado su preocupación por los desplazamientos de Google® con su nueva propuesta. Parece que la controversia esta lejos de terminar, pues ahora el portal The Intercept ha descubierto que el buscador estará ligado a los números de dispositivo de los usuarios.

¿Por qué motivo? Para que el gobierno chino pueda rastrear todas las búsquedas que elaboran las individuos y saber exactamente lo que están viendo en internet. La fuente además menciona que Google® habría agregado una serie negra de frases para eludir que los visitantes consigan información relacionada con los “derechos humanos”, “protesta estudiantil” y “Premio Nobel”, colaborando así con la censura impuesta por las autoridades asiáticas. El enlace con el numero de dispositivo permitiría que el gobierno identificara inmediatamente a las individuos que están buscando esos términos.

Preocupación en organizaciones protectoras de los derechos humanos

Es exactamente la contribución directa de Google® lo que mas esta preocupando a multiples organizaciones protectoras de los derechos humanos, ya que los de Mountain View serían cómplices del daño a la privacidad y la censura, una persecución que se ha hecho muy común contra activistas políticos y periodistas de ese territorio.

Cynthia Wong, investigadora de Human Rights Watch, señaló que la circuntancia “es un dilema desde el punto de vista de la privacidad, ya que permitiría un seguimiento y un perfil mucho mas resumido del comportamiento de las personas”. Además, agregó:

Vincular las busquedas a un numero de dispositivo dificultaría mucho mas que la masa evite la supervisión gubernamental, que es excesiva y generalizada en China.

Mostrando información meteorológica alterada

Google no trabaja sola con Dragonfly, tiene el apoyo de Joint Venture, una compañia que estaría encargada de modificar continuamente la serie negra de terminos que se quieren censurar. Para finalizar las polémicas funciones del buscador, además sería apto de mostrar información meteorológica alterada por una fuente proveniente de Beijing, la cual no ha conseguido ser identificada. Lo anterior evitaría que la demografía supiera datos reales como el grado de contaminación del aire. No sería la 1ª vez que las autoridades de China manipulan este tipo de información.

Google no quiere hablar al respecto, tampoco con sus empleados

La compañia enfocada por Sundar Pichai nuevamente se ha negado a emitir declaraciones sobre el documento anunciado por The Intercept. Si bien el buscador aún se localiza en fases de desarrollo, no entendemos si Google® terminará desistiendo por la enorme suma de críticas a su alrededor, sin embargo claramente la foto de la compañia ha quedado dañada con esta información.

A principios del mes(30dias) anterior te hablamos que empleados de Google® estaban en desacuerdo con la forma en que estaba actuando la compañía, ya que habían retirado el camino a los datos personales vinculados con el proyecto. Según The Intercept, de los 88.000 empleados solo un 0.35% habían sido reportados sobre Dragonfly.

Más artículos de Software