El detalle de ‘The Order’ sobre uno de los cuentos de terror más famosos de la historia

Autor: |
Mar
15
2019
Posteado en Telefonía Sin comentarios

Sabido es que la narrativa cinematográfica se nutre en enorme parte con la literatura de cualquier país y época, sobre todo en adaptaciones audiovisuales o, sencillamente, con referencias directas o sutiles a elementos, arquetipos o protagonistas de la misma. Esta segunda circunstancia es la que hemos hallado por sorpresa en el último episodio de la temporada uno de The Order, la serie televisiva de género fantástico creada por Dennis Heaton (Motive) y Shelley Eriksen (Private Eyes) y estrenada hace muy poco en la plataforma de Netflix.

Cuando Vera Stone (Katharine Isabelle), la rectora de la Universidad de Belgrave e significativo socio de la Orden Hermética de la Rosa Azul, examina durante “Finals, part 2” (1×10) el relicario de la home en la que residen los hombres y la mujer lobo de los Caballeros de San Cristóbal, recogido en su pelea contra magos como ella, reconoce muchos objetos: el Octavo Libro de Salomón, el ojo de Apolo… y, sí, una peluda extremidad que toma rápidamente: “¡Esto es mi pata de mono!”, exclama con su alucine convertido en reprobación, blandiéndola.

Dicha extremidad alude sin desconfianza alguna a uno de los cuentos de terror mas conocidos de la historia, redactado por el británico W. W. Jacobs en 1902: precisamente, La pata de mono. Ya había sido parodiado en el artículo “Treehouse of Horror 2” (3×07) de Los Simpson (Matt Groening, James L. Brooks y Sam Simon, desde 1989) o ajustado a su forma en “Forever” (5×17), uno de los mejores de Buffy, cazavampiros (Josh Whedon, 1996-2003). Pero no es factible saber todavía si se intenta de una simple referencia o si este trozo de simio disecado obtendrá alguna función en la segunda temporada de The Order. Quienes se decidan a verla se enterarán.

Hipertextual


Este artículo esta realizado por nuestros amigos de la fuente original que aparece más arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario