La sentencia de muerte de Uber y Cabify en Cataluña ya tiene fecha

Autor: |
Ene
29
2019
Posteado en Telefonía Sin comentarios

La historia que comenzaba hace ahora un año, esta llegando a su fin, al menos en Cataluña.

Ada Colau, coincidiendo con la celebración del Mobile World Congress de 2018, aprobaba un texto que dibujaba el devenir de los siguientes meses. No solo a nivel del Área Metropolitana de Barcelona, sino a nivel nacional. La alcaldesa de Barcelona “se sacaba de la manga” lo que ahora se conoce como “la licencia Colau”. O lo que es lo mismo que mencionar que, para que los vehículos de Uber y Cabify pudiesen circular necesitarían una licencia complementario a su permiso VTC. Muy celebrado por el taxi, y condenado por el sector contrario, la oferta de Colau
tardó poco en ser sancionada. Excedía sus competencias, en ese instante depositadas en el Ministerio de Fomento. Pero la mecha ya estaba encendida.

Aunque la medida se echase para atrás, este simple acto originó el caldo de cultivo que habían estado aguardando los taxis en España. Justo antes de veranillo y pidiendo una reforma de las licencias VTC respecto al taxi, el país se paró por las quejas del colectivo. Cerrando el mes(30dias) de julio de 2018, con estos paros el sector conseguía que su circuntancia se pusiese en la 1ª linea de la agenda del ministro de Fomento. Hubo que permanecer a septiembre, fecha prometida por Ábalos, para visualizar como se resolvía la situación.

La cuestión se resumía en escasas palabras: a partir de ese momento, serían las Comunidades Autónomas las que tendrían el poder de administrar estos permisos, para después pasarle el testigo a los Ayuntamientos. Para varios fue una forma de suceder la pelota del dilema a las distintos comunidades, sin embargo para el taxi suponía una posibilidad para resolver sus dilema con las administraciones locales.

Poco menos de 5 períodos después, la bomba de dilema del transporte ha estallado en las manos de todos. Transferir las regulaciones a las Comunidades Autónomas tenía un peligro: 17 regulaciones diferentes. Dependiendo del partido político que este gobernando en ese momento, la norma tomaría un perfil u otro. Y, de hecho, así ha pasado.

Hace 2 semanas, el taxi de Cataluña exigía a la Generalitat la reforma esperada desde septiembre. Tras una huelga indefinida, que acabó en apenas unos días, el taxi conseguía su objetivo: echar a Uber y Cabify de sus calles. Reserva con 15 minutos de antelación, ampliable a una hora segun el Ayuntamiento de Barcelona, necesidad de regresar a cocheras y la imposibilidad de geolocalizar los vehículos en la app eran las medidas propuestas por el Govern que tenían el visto bueno del taxi. Desde entonces, el sector VTC en Barcelona se manifiesta en contra de lo que supondrá el fin de su version en la región, como ya venían adelantando las distintos compañías desde hace días; este sentido, ya se ha avisado de los despidos en el sector que, avisa la Generalitat, no podrán realizarse antes de que se formalice el decreto. Justo hoy se ha aprobado el mismo, que aparecerá el siguiente jueves en el DOGC y entrará en vigor este mismo viernes.

Por su parte, en Madrid, el caos continua servido. No hay forma de que el taxi y la Comunidad de Madrid sellen un convenio favorable por entrambos partes. Por un lado, el taxi quiere las mismas condiciones que Cataluña, y la Comunidad no quiere regular las VTC. Desde el lunes pasado, el taxi conserva su huelga indefinida que, desde el bloqueo de Fitur y la Castellana, llegaron sitiada la sede del Partido Popular o cualquier evento en el que el partido de Pablo Casado se persone.

Hasta el momento, no hay ninguna fecha prevista para una nueva transacción entre las partes en Madrid.

Hipertextual


Este artículo esta realizado por nuestros amigos de la fuente original que aparece más arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario