Podemos se mete en la guerra del taxi y Cabify anuncia que tomará acciones legales

Autor: |
May
31
2017
Posteado en Telefonía Sin comentarios

El enfrentamiento de los taxistas contra Uber y Cabify, de estos contra los taxistas y de todos contra el planeta ha alcanzado un nuevo matiz: el de Cabify contra Podemos.

De sobra es popular el poco amor que siente Podemos por compañías del estilo de Uber y Cabify, pese a que mas con los primeros. De hecho, una parte elemental de su campaña política en la carrera por conquistar el liderado de la presidencia del Gobierno se centró en la pelea contra las compañías que se acogían a los tratados TTIP. La promesa central, que intentaba beneficiarse de alguno de los votos del enorme numero de taxistas que circulan por España, se basaba en la prohibición taxativa de este tipo de compañías por considerar que su tributación emigra a otras costas. Y lo cierto es que esto tampoco gustó en exceso al sector del taxi, que mas propenso a la derecha política, vio el movimiento como oportunista. Tanto Alberto Garzón, como Pablo Iglesias, también de otros socios del partido, mostraron su apoyo a través de tuits:

En cualquier caso, ayer y con fundamento de la manifestación multitudinaria de taxistas en la capital, Pablo Iglesias, respaldado por Unidos Podemos-En Comú-En Marea, hizo acto de presencia a las puerta del Congreso de los Diputados para ponerse de parte de los taxistas. El efecto fue un huevazo de alguien que no estaba demasiado de su parte.

Y ahora, las consecuencias

La cuestión de toda esta sucesión de hechos es que ha traído consecuencias para el partido de Iglesias. Uno de los lemas del discurso de la enseña es que tanto Uber como Cabify ejercen su tributación fuera de España. En Holanda en el caso de los primeros y en Delaware en los segundos. Y esto no ha encantado a la compañia española que, segun ha conseguido saber Eldiario.es, tomará acciones legales contra el partido político por acusarles en la red social de no tributar en España.

Por su parte, Podemos ya ha respondido que no piensa retractarse del tuit y que no piensa retirarlo porque, segun sus investigaciones, entrambos industrias de transporte crean un intensivo ejercicio de ingeniería fiscal para sostener esa estructura.

Lo cierto de todo esto es que el tema de la fiscalización es una cuestión muy sensible para Cabify, que ha reiterado su posición fiscal. Desde el 1° instante se ha posicionado en una resolución distinto a la de su primordial competidor, asegurando que su sede fiscal en Delaware es fundamento de una decisión de los primeros instantes de la compañía. Recordando, además, que la ciudad norteamericana no esta considerada un paraíso fiscal y que suele ser lugar de residencia primordial por la facilidad a la hora de administrar rondas de financiación. Insisten, además, que “con independencia de la matriz original, en España Cabify opera a través de Maxi Mobility Spain SL, con la que cumple con todos los requerimientos fiscales pertinentes, pagando el 100% de los impuestos correspondientes en España, a través de la facturación del 100% de los trayecto.

Añaden que no sólo se tributa por la comisión del servicio, un prototipo de negocio que se extiende a compañías como Airbnb que se basan en esa estructura para el éxito.

Sea como fuere, en todo este embrollo Uber no se ha pronunciado contra Podemos, y estos no piensan retractarse de sus afirmaciones. Por lo que si todo continua como hasta ahora, observaremos quién se lleva el gato al agua ante un juez.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Hipertextual


Este artículo esta realizado por nuestros amigos de la fuente original que aparece más arriba.

También puedes revisar estas noticias relacionadas.

Agrega tu comentario