Es cada vez mas habitual percibir en el comercio relojes inteligentes que a simple vista parecen dispositivos tradicionales que solo son capaces de exponer la hora. Lo cierto es que el estilo alcanzado tras varias décadas genera un estilo visual con el que los creadores la tienen muy complicado