Un nuevo caso de robo de información sensible se ha saldado con una condena de 4 años. El acusado, un individuo de negocios chino llamado Su Bin, se declaró culpable de colaborar con piratas informáticos del ejército chino para sustraer información de contratistas de defensa estadounidenses entre 2008 y